Utiliza un calzado adecuado

Con nuestros pies cambiamos de marcha, aceleramos, pero sobre todo, frenamos. No usar un calzado adecuado podría impedir que utilicemos de forma precisa los pedales.