No hay que perder los nervios

Si has tenido un accidente, sea de quien sea la culpa, piensa que los dos estáis igual de afectados. Con paciencia y calma se soluciona todo mejor.